Así trasladaban a Nikolas Cruz, el autor de la masacre de Florida