La llamativa orden de Segovia: "Mandá en Twitter que nos tiraron bombas"