Este restaurante te cobra por hacerte fotos con un tiburón cautivo