El momento en que el atacante de ISIS es abatido en Melbourne