Llegan los camiones para sacar el agua del campo de juego