Agüero casi se agarra a las piñas con los hinchas del Wigan