No era una serpiente, sino un grupo de procesionarias