El Régimen de Venezuela adquirió un poderoso arsenal procedente de Irán