Rogelio Frigerio admitió que podría haber recortes en la obra pública