A tres meses de la guerra en Ucrania y el presidente Zelensky advirtió que vienen tiempos difíciles