Según su defensor, Centeno "tuvo temor y por eso quemó los cuadernos"