Pekín abre su sector financiero, un regalo de despedida para Trump