"No hagamos de San Romero una bandera": Nuncio Apostólico en El Salvador