Así se demolió el paredón de dos cuadras para continuar con la mejora del camino de sirga