Burt Reynolds, la leyenda del cine