Régimen cubano sigue su ofensiva para monopolizar a la Virgen de la Caridad: solo para revolucionario