La costa oeste de EEUU en alerta máxima por Florence