FRÍO TESTIMONIO DEL MONSTRUO DE LA BICICLETA