Grupo de simpatizantes del castrismo en Suiza intentan silenciar a cubanos que critican al régimen