Cuál es el verdadero techo del dólar