En Francia hubo incidentes durante los festejos por la consagración en la Copa del Mundo