Las contradicciones de Fabián Rossi No tengo hijo, no tengo esposa, no tengo departamento