Bravo salvó el cabezazo del kun sobre la línea