Una voltereta hacia atrás le costó la vida