Este niño se tragó una bocina sin querer y ahora suena cada vez que respira