Perdió una pierna por el síndrome del shock tóxico