Tenían 7 hijos y adoptaron a otro más con síndrome de Down que cambió sus vidas