El bruxismo, o rechinar de dientes, es un trastorno que aumenta con el estrés y la ansiedad