Cómo fue el encuentro de las familias con las lápidas que finalmente tienen nombre