Los fans de Trump limpian su estrella porque no tienen otra cosa que hacer