Ocho personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre del mundo, según un informe de Intermón Oxfam.